quiénes somos


 

Lienzos a todo color, por amor al arte


Una docena de alumnos del Taller de Pintura de la Universidad Popular de Valdemoro (upv) se lanzaron a crear, en 1996, una asociación de pintores aficionados que registraron con el nombre de Valdearte. Era un final y un inicio. Era el final de la fase formativa que supuso la upv y que se prolongó tres años más en el aula libre que aglutinó a este colectivo, pero también era el comienzo de una etapa plagada de retos y con una única meta: apoyar y participar en el desarrollo de la cultura en Valdemoro a través de la expresión pictórica. Impartir clases de pintura a los mayores y la organización del Certamen de Pintura rápida son algunas de las actividades que han asumido con éxito en los últimos años. 

Todo en Valdearte gira en torno a la pintura como forma de expresión artística. La pintura fue el nexo de unión de este colectivo. La pintura es su afición. La pintura es su pasión. 
Incapaces de desengancharse de la adicción por los pinceles que generó en ellos el Taller de Pintura de la Universidad Popular y una vez superados los tres cursos, doce alumnos del mismo decidieron continuar si no con el aprendizaje, sí con la puesta en común de técnicas y conceptos artísticos. De ahí surgieron unos encuentros periódicos que pretendían ser un sucedáneo del taller hasta el punto de que se reunían en un anexo del aula y estaban tutelados por el que entonces era el monitor del mismo, Antonio Gabaldón. Más de tres años duró esta novedosa iniciativa que dieron en llamar aula libre. 

 

Diez años fructíferos

 

 

Ya en 1996 optaron por llevar la libertad a su máxima expresión, rompiendo definitivamente el cordón umbilical que aún les vinculaba a la upv, y se constituyeron como asociación con el nombre de Valdearte y sede en el parque Duque de Ahumada. Fue el punto de partida de una historia aún no demasiado larga pero muy fructífera, que se ha puesto de manifiesto en la prolífica obra de los socios, exhibida en numerosas exposiciones colectivas. Es la mejor prueba de que los miembros de Valdearte predican con el ejemplo a la hora de “apoyar y participar en el desarrollo de la cultura en Valdemoro a través de la expresión pictórica”, su objetivo prioritario. 

Pero a pesar de que la creación, en un marco de intercambio de conceptos artísticos y de crítica constructiva, es el eje en torno al que giran las reuniones de los socios, su labor de promoción e impulso de la actividad cultural del municipio va mucho más allá de encerrarse en su sede, pincel y paleta en ristre, para llenar de imágenes un lienzo blanco.

 

 

Pintura rápida; todo un Certamen

 

Y es que Valdearte se ha encargado desde su fundación de la organización del Certamen de Pintura rápida, un concurso al que acuden pintores de toda España y del que este año celebrará su decimosexta edición. Este certamen es el resultado más evidente de la estrecha colaboración de este colectivo con el Ayuntamiento, pero no el único; sus diseños, carteles y decorados han sido el telón de fondo de actividades tales como la Semana del Libro o la Semana de los Mayores. 
Precisamente con el colectivo de pensionistas inició Valdearte su experiencia educativa, convirtiéndose en maestros del Taller de Pintura del Centro Municipal de Mayores. Desde este año los que han sido alumnos del mismo han tenido la opción de integrarse en la asociación como socios de pleno derecho. 
Aunque los martes y los jueves son las jornadas de encuentro, la sede está abierta todos los días porque nunca se sabe cuando le puede llegar a uno la inspiración. Los horarios son flexibles y dependen de la disposición de tiempo de cada cual.

 

 

Exposición anual

 

Los socios deben contribuir con las obras de cada temporada a la exposición anual que hace las veces de escaparate de su creatividad. El estilo y la técnica son libres aunque de la treintena de personas que componen Valdearte únicamente dos o tres se han inclinado hacia la abstracción; prima el realismo y el estilo figurativo. Más variación hay en la técnica: óleo, acrílico, acuarela…

Con todo, la práctica activa de la disciplina de la que Van Gogh o Velázquez hicieron un arte, no es la única pretensión del grupo. Visitas a exposiciones, conferencias y charlas son actividades complementarias que enriquecen su pintura y satisfacen sus inquietudes culturales.
Continuar con el camino trazado en sus diez años de vida y organizar más ciclos de conferencias con el arte como único punto de referencia son los objetivos que se ha marcado para el futuro Valdearte, una asociación cuyas puertas están abiertas a todos los vecinos de Valdemoro que quieran compartir una auténtica pasión por la pintura.

(B.I.M. Nº 127 – 2006)